#PronósticoMega: de la calle "Sur10" a los Premios Pepsi Music -

#PronósticoMega: de la calle «Sur10» a los Premios Pepsi Music

01/09/2020 | 03:54 pm

Por: Carlos Carreño

Sur10. Rafael Urbina (Famasloop, Ulde High) y Andrés Fernández (Spiralheadz, Taxon Lazare) fueron vecinos de la calle Sur 10 de la ciudad de Caracas por muchos años. Sus gustos por el buen sonido fueron la excusa perfecta para engendrar una larga amistad, que luego terminaría en un proyecto musical dedicado a la avenida de sus jóvenes vivencias.

En este #PronósticoMega te presentamos a un dúo de productores venezolanos que buscan romper etiquetas experimentando con nuevos géneros y sonidos.

«Sunsets» es el tercer sencillo promocional que la banda Sur10 presenta al público, luego de «No More» y «Nowhere To Hide», sencillo nominado a «Mejor Vídeo Electrónico» en los Premios Pepsi Music.

El equipo de La Mega Estación aprovechó la oportunidad y conversó con Andrés Fernández, quien se encarga de darle el toque electrónico y de sintentizadores a las composiciones.



LA MEGA: Sur10 no es un proyecto reciente, es decir, aunque lo conocemos ahora, el proyecto había estado en conversación desde hace un buen tiempo

SUR10: Sí. Rafael y yo nos conocimos cuando teníamos 5 años, éramos vecinos de la calle Sur 10, que es la calle que le da nombre al proyecto. Realmente, todo esto empezó en 2015 cuando Rafael y yo nos vimos en Nueva York;  estuvimos hablando luego de muchos años sin vernos, compartiendo experiencias de las cosas que hemos vivido, y nos propusimos a hacer un proyecto musical para probar distintos ejercicios, ideas e inspiraciones. En 2019, finalmente, lanzamos nuestro primer sencillo que hoy está nominado a los premios Pepsi Music.

¿”Nowhere To Hide”, no?

Exactamente.

Como productores tienen un sello muy marcado. La primera canción que escuchamos de Sur10 fue precisamente “Nowhere To Hide”, al prinicipio captamos como algo más electrónico y con sintetizadores, y luego la guitarra se fue incorporando. 

Sí, Rafael tuvo su experiencia con el pop-rock con Famasloop, y yo tuve más trayectoria en la música electrónica; cuando combinamos las dos experiencias, se da ese resultado que aún nos sorprende. Estamos explorando cuáles son las posibilidades y la verdad es que el terreno es inmenso.


Sur10
Sur10

Si algo ha probado la cuarentena es que no hay excusas para no seguir proyectos a distancia, ustedes son una buena referencia a esa premisa. En “Sunsets” trabajaron con parte del equipo en Buenos Aires, Nueva York, Caracas… sin embargo, ¿qué tan retador resulta esa dinámica de trabajo? 

Rafael y yo desde el principio del proyecto siempre estuvimos trabajando a distancia, cuando llegó la pandemia no cambió nada, quizás lo que pudo haber cambiado fue que nos dio más tiempo para trabajar. Transformamos de una manera positiva una situación que está afectando a todo el mundo, y eso nos abrió puertas para seguir explorando y profundizar un poco más las ideas que teníamos. No solamente nosotros, sino también los colaboradores que invitamos para cada canción. Tener tantos colaboradores disponibles  al  mismo tiempo es una fórmula mágica para que las cosas pasen.

¿Estos sencillos que han ido lanzando las encontraremos luego en un álbum? ¿O estas canciones son más un abreboca de lo que serásur10?

Estamos evaluando la posibilidad de lanzar, para finales de este año, lo que sería el primer disco. Ya tenemos varios temas que pudiesen entrar. Te digo esto como premisa, estamos evaluando la posibilidad de lanzar el proyecto en vinil, creemos que sería una buena opción para un primer lanzamiento.

De un tiempo para acá hay más artistas experimentando y haciendo fusiones. Es como si la música se unificara en una sola lengua, de cierta forma. Al final del día cuando te preguntan qué escuchas, muy pocos clasifican en funk o rock… la respuesta común es “de todo un poco”. ¿Creen que esto es así? ¿Los géneros están desapareciendo?

Es súper interesante lo que planteas. Hay una amalgama que se forma con tantas fusiones, hay fusiones de las fusiones y remixes de las fusiones. Ahora, lo interesante está en la proporción de cuánto ingrediente se le pone a cada cosa, sería un poco como la comida italiana, si le pones de peperoni a tal cosa o si le pones más queso a un plato…

¿Hay límites en ese proceso de experimentación?

Exacto, aunque yo creo que en realidad “límites” como tal no hay. Los límites están cuando  se etiquetan las cosas, porque al crear, todas las opciones están abiertas… el momento de experimentar es la voluntad del artista. Ellos deciden hasta dónde llegar con  esa exploración.



¿Les ha pasado que intentan probar un sonido o ritmo en particular pero sienten que suena más a sus otros proyectos? ¿Cómo logran esa diferencia en sus trabajos? ¿Cómo encajan las ideas exclusivamente para Sur10?

Hay una gran distancia entre las cosas y eso es algo que sucede naturalmente. En mi caso, tengo un proyecto personal que se llama Taxon Lazare,  la idea allí es crear paisajes sonoros. Ahora, ya cuando le metemos un componente rock- pop ya es fácil entrar en la categoría de Sur10. A veces Rafael me comenta que comienza a trabajar con una idea y luego tienen dificultades para saber en qué caja la va a meter, quizás porque en su caso el lado pop está más presente en sus proyectos. 

¿Han lidiado con bloqueos creativos por ese choque de géneros o la energía entre ustedes dos siempre ha fluido naturalmente?

A veces fluye tanto que hay que filtrar las ideas, ja ja ja. Eso es lo bueno de ser dos en el proyecto. Si a Rafael se le va la mano con el rock o pop, yo le digo ‘mosca ahí’, e igual de su  lado. Si se me va la mano con la experimentación, él viene a equilibrar un poco las cosas.  Eso es lo interesante de trabajar en grupos porque podemos buscar constantemente un equilibrio entre lo que sería más apropiado.

 ¿Qué le recomiendas a las personas en Venezuela que están intentando lanzar sus proyectos como bandas?

Que no piensen mucho las cosas y que no tengan miedo. No duden. La música es completamente abstracta y subjetiva, cada quien tiene un concepto totalmente diferente. Que no se cierren, lo interesante empieza cuando hay muchos aportando ángulos y puntos de vista diferentes porque hacen sonar todo distinto, así toques el mismo instrumento o canción, la experiencia de una persona hace que las cosas sean diferentes.


TAMBIÉN PUEDES LEER: «Dimensión Caribe», el manual de Okills para superar el despecho