#PronósticoMega: PAARIS solo necesita una guitarra para hacer buena música - La Mega

#PronósticoMega: PAARIS solo necesita una guitarra para hacer buena música

25/09/2020 | 07:54 pm

Por: Carlos Carreño

En este pronóstico Mega, el equipo de La Mega Estación te presenta la música de Enrique Márquez Paris, conocido por sus múltiples proyectos dentro de la industria musical como sus colaboraciones con Alanis Morissette, Mark Ronson, Lady Gaga, Ke$ha y más. Además es el manager de bandas venezolanas como Malanga, La Vida Boheme y Arawato.

PAARIS es el proyecto solista de este guitarrista, quien actualmente está residenciado en Califronia y trabaja para la popular compañía Spotify. En este mes de septiembre, nos presentó «LUNA», su nuevo tema musical luego de haber presentado «NORA», su primer EP a principios de año.

El equipo de La Mega Estación aprovechó la oportunidad y conversó con Enrique Márquez sobre su trayectoria en la música y sus grandes trabajos dentro de la industria.



Luna es el primer sencillo que presentas luego de tu EP Nora. ¿Es la primera vez que compones y produces toda una canción desde casa?

Sí, obviamente toda maqueta empieza como estudio casero, pero esta fue la primera canción que produje desde casa y con todo lo que cuento acá.

Muchos ubican tu nombre por múltiples trabajos y colaboraciones que has realizado por años. ¿Sentiste cierta presión o incertidumbre cuando tomaste la decisión de lanzar tus propias canciones?

Sí, claro que sí. Particularmente cuando estaba en banda creo me respaldaba por el simple hecho de que éramos varios, y entre todos nos escudábamos en ese sentido, apoyando lo que queríamos y lo que era más conveniente con nuestra música. Pero cuando se trata de tu proyecto solista, donde tienes el control creativo de lo que haces, llegan momentos de inseguridad y dudas. Dices, ¿será esto lo suficientemente bueno o estará en el estándar para lanzarlo, y que la gente le preste atención? Eso siempre le pasa a uno por la cabeza cuando lanzas tu propio material.

Eres manager de bandas como La Vida Bohéme y Arawato. ¿Crees que de cierta forma ser tu propio manager te convierte en alguien mucho más exigente con su trabajo?

Sabes que yo en un momento tuve esa perspectiva. Trabajando con Arawato y Malanga me di cuenta que la manera de trabajar es diferente. Ellos básicamente confiaron su proyecto musical en mí y me lo tomo con la seriedad que amerita, pero las estrategias son un poco diferentes. A pesar de que mi proyecto me lo tomo sumamente en serio porque siento que puedo ser juzgado por gente que está en el mismo género o haciendo la misma música, si requiere cierto nivel de exigencia. Pero en cuanto a lanzarlo, lo hago un poco más relajado; no trato de cumplir un fin como tal, sino sencillamente que la gente escuche la música, el proyecto y que todo lo que se sume y se haga en consecuencia a eso (de manera positiva) lo agradezco, especialmente porque empecé este año lanzándolo y es algo que toma tiempo. En la parte musical trato de exigirme al máximo porque creo que es lo que más me importa, pero igual si tengo estrategias de lanzamientos trato de hacerlo acorde a mi realidad, que es que trabajo con otras bandas que también son prioridad. Cada cosa tiene su momento de ser.


PAARIS

¿Recuerdas tu primer encuentro con la música?

Sí. El primer recuerdo que cambió todo fue cuando tenía 6 años. Me la pasaba mucho tiempo en casa de mi abuela materna y tenía un primo – que fue el que me abrió las puertas a lo que era el rock, él era mayor que yo por 10 años – y escucha mucho The Cure, Iron Maden, The Ramones, Metallica, y me enseñó toda esa parte del rock con la que conecté muchísimo. Recuerdo que todas las armonías que hacía Iron Maden con su guitarra me atrapó. Desde ahí dije, quiero ser guitarrista.

Hace un tiempo estuviste asistiendo en la producción y grabación de “Heavy and Rolling” junto a Mark Ronson. 

Sí, eso fue hace cuatro o cinco años. Los Grammys tenían un programa llamado “Grammy Amplifier” enfocado en impulsar talentos nuevos. Una de las iniciativas de ese proyecto estaba asociada a la compañía con la que trabajaba antes, y me tocó trabajar directamente con Mark Ronson co-produciendo un remix para una de sus canciones. Fueron dos días bastante intensos en el estudio con ese material.

¿Con cuáles otros grandes artistas has tenido la oportunidad de trabajar?

Trabajé con Alanis Morissette en el desarrollo de un soundtrack para el documental “A Small Section of the World” de la directora Lesley Chilcott, ganadora del Oscar. Fue una experiencia increíble. Trabajé con Kesha; con Robin Thicke; con Lady Gaga en el homenaje que le hizo a David Bowie en los Grammys. Son varios proyectos que me llenan de mucha satisfacción.


PAARIS junto a Alanis Morissette

¿Con cuántas guitarras trabajas normalmente para una canción?

Es relativo, por lo general comienzo con una o dos guitarras que están afinadas iguales, aunque tienen sonoridades diferentes. De ahí se van amplificando. Por lo menos, para grabar guitarras con sonidos limpios o con efectos más ambientales uso ciertos tipos de guitarras y afinaciones, y para las que son más rítmicas o los ritmos son más pesados, trato de usar las guitarras que tienen más ganancia al momento de tocarlas o que usan micrófono de humbucker. Varía mucho. En Luna, por ejemplo, usé dos guitarras para todo: una Paul Reed Smith que la usé durante toda la canción, y reforcé ciertas partes con un siete cuerdas para que tuviese un poco más de cuerpo.

En Nora la guitarra tiene voz propia. Aunque la esencia del EP es el rock, puedes pasar de oír algo súper heavy como “1era”, a escuchar un poco de flamenco, como “Herrera”. ¿De tus próximos proyectos podemos esperar una versatilidad similar o mayor en cuanto al género? ¿O el rock siempre será el grueso de tu música?

El rock es mi elemento principal porque es lo que escucho y quiero transmitir, pero no estoy cerrado en probar otros géneros; por eso hice un tema como “Herrera”, porque siempre he estado fascinado por el flamenco y otros estilos. Quizás, me gustaría combinar los estilos que escucho dentro de lo que es mi propia manera de interpretarlos. Trato que todas las canciones tengan coherencia, y que exista algún tipo de conexión entre ellas. Sin embargo, la particularidad en el próximo sencillo es que voy a trabajar con siete cuerdas, que te da un sonido un poco más grave, pero también lo estoy haciendo bastante melódico y digerible. Me gustan las composiciones que son sumamente melódicas.

¿Te imaginas haciendo una colaboración con voces en tus proyectos?

Si, no lo descarto. Por ahora me estoy enfocando en la parte instrumental porque es lo que más me llena. Me imagino haciendo colaboraciones con otros guitarristas, de hecho es lo próximo que quisiera hacer una vez tenga un poco más pensado el panorama. Ya veré con quienes puedo contar y quienes se sumarían al proyecto.

¿Cómo llegas a Spotify?

Yo llego a Spotify a través de mi trabajo anterior, cuando estaba con Greenlight Media. Yo me enfocaba mucho en la supervisión musical, la adquisición de derechos musicales y negociar todo lo que era la relación con artistas. Trabajando para ellos, surgió un proyecto – documental en asociación con Spotify. Todo ese trabajo me llevó a estar muy en contacto con la gente de Spotify, obviamente porque estábamos produciendo este documental juntos, y pues el equipo de licencias a nivel global le gustó mucho mi trabajo. El jefe de ese departamento me llamó y me dijo que tenían una vacante dentro del equipo y que mi perfil se alineaba mucho con lo que buscaban. En efecto me interesaba la propuesta y acepté. Fue la oportunidad perfecta en el momento perfecto.



¿Pronto escucharemos más de tu música y de tus proyectos?

Sí, claro que sí. Con mi música, probablemente habrá un tema nuevo que saldrá antes de que termine el año. De resto, se viene algo súper fino con Malanga, La Vida Boheme está sacando material de manera mensual, y con Arawato estamos en proceso… estamos viendo cuál es el panorama porque sé que quieren grabar cosas nuevas y presentarlas el año que viene.

¿Qué le recomiendas a aquellos músicos que leen La Mega Estación y tienen una banda o proyecto musical que desean lanzar pero no se arriesgan?

Que aprovechen la pandemia y que se arriesguen. Que no tengan miedo de mostrar su música porque perderían mucho más si no lo intentan. Después queda ese sentimiento de ‘qué hubiese pasado sí’… mientras el proyecto sea sincero y transmita quién eres tú como músico y artista todo estará bien, por que al final eso es lo que vale. 


TAMBIÉN PUEDES LEER: #PronósticoMega: déjate llevar por el flow y las rimas de Dharius