Malanga, una banda que crece con las generaciones - La Mega

Malanga, una banda que crece con las generaciones

21/11/2020 | 03:14 pm

Por: Carlos Carreño

Luego de 8 años de pausa, la icónica banda venezolana, Malanga, anunció su regreso en octubre con un nuevo tema bautizado como “Tal Vez”, un sencillo que se aleja de la comercialidad de una industria liderada por los números y que se mantiene fiel a un sonido pop-rock que pega en la nostalgia de los buenos recuerdos noventeros.

Con canciones que llegaron a ser un himno en Venezuela y que cautivaron a audiencias tanto de latinoamérica como en España, la agrupación conformada por el cantante Arístides Barbella, el baterista Juan Luciow, el guitarrista Rudy Pagliuca y el bajista Chapis Lasca, se reúnen nuevamente para componer juntos y volver a recargar la energía de las personas en medio del aislamiento social.

La Mega Estación aprovechó la oportunidad y conversó con Juan Luciow sobre la iniciativa del regreso, el impacto generacional que su música ha causado y sobre los próximos proyectos que conoceremos de Malanga.



La Mega: ¿Qué estuvo haciendo Malanga durante estos 8 años de pausa?

Juan Luciow: Primero, es bueno que sepan que la pausa de Malanga fue por causas mayores. Nunca hicimos un cambio en nuestra alineación y la amistad nunca se rompió… la separación fue bastante circunstancial por problemas que ya todos sabemos. Cada uno estuvo por su lado: Ari se fue para Panamá, Rudy estuvo por Los Ángeles, Chapis se quedó en Caracas, así que básicamente estuvimos haciendo proyectos aparte. Siempre estuvo el pensamiento y las ganas de volver a juntarnos para hacer música y gracias al universo es lo está pasando con Malanga. Llegamos en el momento indicado de poder decir, ok, ya tenemos los temas, estamos claro qué queremos hacer, así que sigamos.

Muchos jóvenes crecieron escuchando Malanga. “Latin Lover” y “De Caracas a Madrid” son himnos en el país. ¿Les resultó sorpresivo ver un público joven y eufórico por Malanga cuando se presentaron en el Cúsica Fest?

No estábamos seguros con qué tipo de público nos íbamos a enfrentar, estábamos bastante nerviosos antes del show (cosa que es normal para un artista, y como decía Kurt Cobain, el día que no lo sientas, tienes que dejar de hacerlo). Con puros chamos en el público, no sabíamos cómo reaccionarían con el resto de los temas que no fuesen “Latin Lover” y “De Caracas a Madrid”.

Recuerdo que tocando el primer tema alcancé ver a todas las personas que estaban de primero (que es hasta donde logro ver como como baterista) y los veía cantando, y que sucedía lo mismo con la segunda y tercera canción. No me lo creía. Al final creo que pasó en todo este tiempo, la gente se interesó y escuchó un poquito más allá de los hits que tuvo la banda. Fue una sorpresa lindísima; fue un día muy especial porque era una nueva generación cantando nuestros temas y nos sentimos muy orgullosos de eso.

¿Precisamente el reencuentro que tuvieron en el Cúsica Fest definió querer lanzar nueva música o era algo que venían conversando desde hace rato?

Veníamos conversando desde hace rato el regreso. De hecho, dos años anterior a eso hicimos un show en Miami: vimos que tuvimos una buena recepción y pensamos que quizás ya era hora de volver y hacer algo. Son momentos, tanto personales como musicales, que tienes que buscar para que sea el correcto, porque uno intenta forzar las cosas y el resultado no va a ser el mejor. Cuando bajamos de la tarima supimos que era el momento (risas). Fue el último impulso que necesitábamos.



¿De qué habla “Tal Vez”, el nuevo sencillo?

“Tal Vez” habla de ese amor que siempre tienes en la parte de atrás de tu cabeza; el qué hubiese pasado si hubiese salido con esta persona; si hubiese tomado otra decisión… tal vez hubiésemos tenido una historia, o tal vez no. Es sobre esa dualidad que tiene la gente con respecto a algo. Igual todo tiene su propia interpretación. Nosotros, los escritores, le damos sentido a algo que luego es totalmente diferente para la persona que esté escuchando, porque vive un contexto totalmente diferente, con distintas circunstancias y personas.

La pandemia ha demostrado que se puede hacer música a pesar de la distancia. Realmente, la industria musical parece adaptarse a esa nueva dinámica de trabajo. ¿Crees que la banda estaría animada a trabajar de esa forma para evitar nuevamente un largo descanso?

¿Recuerdas tu primera presentación con Malanga y tú primer momento con la música?

¿Cuál es el mayor atractivo o lo que más disfrutas ahora con la nueva música de Malanga?

Tocar música con tus hermanos. Todos hemos tenido el chance de tocar con otras personas en todo este tiempo, y si bien he disfrutado muchísimo tocar con grandes músicos con una calidad impresionante, pero tocar con tus hermanos no tiene precio: hay un vocabulario musical y una especie de idioma que solo lo entendemos nosotros. Es super chévere montarte en una tarima o estar en un estudio y simplemente conectar. A través de los 20 años de Malanga, verás que hacemos muchos jams. Se nos da esa energía y conectamos perfecto.

¿Qué le puedes recomendar a las personas en Venezuela que están intentando lanzar sus proyectos musicales?

La recomendación va a ser la misma de siempre, aunque es un momento bastante difícil en el mundo. Es un contexto que hay que aprovecharlo desde el punto de vista creativo: agarrar toda esa frustración y soledad y transformarlo en algo positivo. No significa que vas a hablar mal del mundo o que vas a ser un hater, que puedes hacerlo sin ningún problema (risas). Hay que tratar de agarrar toda esa energía negativa en el ambiente y simplemente transformarla.


#RecomendaciónMega:


También puedes leer: Technicolor Fabrics cierra una etapa con la versión revisitada de Bahía Santiago