Élite, ¿puro marketing o verdaderamente es buena?

18/10/2018 | 12:41 pm

Por: Génesis Salazar
@GeneG105

Encaminado a conquistar todos los mercados, el poderoso servicio de streaming ha presentado una nueva serie española protagonizada por puros colegiales adolescentes y que gira en torno a un asesinato.
 
Estrenada el pasado 5 de octubre, Élite consta de ocho capítulos que, de primer momento, no están diseñados para conectar con el público. Sin embargo, tiene algo que despierta el interés por saber cómo se resolverá el asesinato de uno de sus personajes principales.
 
En esta primera entrega, la historia se centra en tres estudiantes de bajos recursos que llegan por beca a Las Encinas, el colegio de secundaria más ostentoso de la ciudad y donde, evidentemente, estudian todos los hijos de los poderosos empresarios y personalidades de España.
 
Siguiendo con el patrón establecido por la sociedad, Samuel, Nadia y Christian serán víctimas del rechazo y las miradas de todos. Sin embargo, todo cambia cuando Marina y Guzmán – Los hijos de uno de los socialite de la escuela – se enamoran de dos de estos personajes.
 
Desde un primer momento, se demuestra que Élite está narrada en un gran flashback donde vemos a los protagonistas testificar ante una agente lo sucedido la noche del asesinato. Pese que la trama original está destinada a resolver la muerte de uno de sus personajes, Élite también muestra el conflicto cultural y social entre los estudiantes.
 
Como en toda producción audiovisual, siempre hay una villana que está dedicada a hacerle la vida de cuadritos a alguien. Es aquí donde entra Lucrecia (Danna Paola), de la que aún no entendemos por qué es mexicana si todo el seriado se centra en estudiantes españoles.
 
Otro punto interesante de esta serie original de Netflix puede ser el abordaje de la homosexualidad en una familia de cultura musulmana y donde, evidentemente, es mal visto esto. Es el caso de Omar, el hermano de Nadia, que no solamente es homosexual sino que vende sustancias estupefacientes.
 
Aunque Élite es una producción que cuenta con un reparto a la medida y que está bien hecha, no es descabellado pensar que pudo más su estrategia de marketing en RRSS y no lo que propiamente vamos a ver. Tal vez por el simple hecho de que repetían tres actores de La casa de papel (Miguel Herrán, Jaime Lorente y María Pedraza) le dimos el voto de confianza.
 
Élite está bien encaminada para despertar ese detective que todos llevamos por dentro y empezar a maquinar quién mató a ****.
 
Pd: ¡Hay que verla obligatoriamente!, desde el episodio seis se pone realmente interesante. Otro plus, recientemente fue confirmada para una segunda temporada.
 
#ReseñaMega… ¡donde sea!