Una mirada al "Corazón" de José y El Toro - La Mega

Una mirada al «Corazón» de José y El Toro

14/09/2020 | 09:26 pm

Por: Carlos Carreño

Cuando escuchamos la música de José y El Toro por primera vez, tuvimos una reacción similar de cuando descubres a un buen artista en un playlist random de Spotify. Lo agradeces. Su música se disfruta, sus letras se sienten y los instrumentos hablan por si solo.

Su nombre viene de una profunda introspección, casi de dos almas que conviven en un solo cuerpo y nombre.

Luego de haber presentado su disco debut en 2015, este artista venezolano residenciado en Santiago de Chile trata de hablarnos de un nuevo contexto de romance. Uno virtual.

Recientemente estrenó el tema “Corazón”, un sencillo que no tiene pena de hablar del desamor; un “bolerito” con ritmos característicos del regueatón que logra hacerte bailar en medio de una historia nostálgica. Aprovechamos la oportunidad y conversamos con José y El Toro sobre su trayectoria musical, lo que ha estado haciendo este año, y sobre la inspiración de nuevos sonidos que consiguió en su nuevo hogar en Chile.



Leímos algunos comentarios en Youtube sobre la canción “Corazón” y nos llamó la atención uno que decía que el tema es perfecto para «perrear y llorar». ¿Siempre tuviste esa idea en mente o fue algo que fluyó en el camino?

Ja ja ja. Fue la misión, totalmente. Fue un poco la búsqueda nueva que buscaba en mi proyecto; quería encontrar ese balance entre bailar y llorar. Es genial que la gente lo identifique y lo aprecie porque es básicamente la misión.

¿Estas últimas canciones fueron creadas durante tu estadía en Chile o cada una tiene una historia en particular?

Mi último grupo de singles lo he estado componiendo y publicado en Santiago, sí. Todos van con una línea e-romance (romance digital). Quiero tratar de rescatar un poco la época romántica con el melodrama latino en este contexto digital y de píxeles. Cada una de las canciones son historias y versiones exageradas de mí mismo, así como experimentos de mis pensamientos y emociones.


José
José y El Toro

¿Y con el videoclip, cómo surgió la idea? Tenemos entendido que fue grabado en Argentina.

Sí, fueron unas vacaciones que tuve en Argentina y aprovechamos, entre varias cosas, grabar varios featuring y sesiones. Casualmente, el último día de viaje, un amigo cineasta me contacta y me comenta que quería grabar algo. Pensé que sería algo sencillo, pero era toda una historia ja ja ja. Fue un poco improvisado, pues era la noche antes de devolver para Santiago, pero al final quedó muy lindo.

Muchos te conocen por UberCafé con el festival Nuevas Bandas en el 2013 y, pues, ya desde hace cinco años te presenta como solicitas bajo el nombre de José y el Toro. En ese momento, ¿cómo resultó ese cambio para ti? ¿Crees que de cierta forma los procesos creativos son más libres si eres solista?

Es complejo. La libertad es una ventaja y una desventaja. Típico tema de enfrentarse con la libertad y a veces no saber cómo hacerlo. Una vez en un contexto de banda, tienes que testear tus ideas y ponerlas a prueba, y estando solo tampoco sabes qué hacer con todas tus ideas, entonces definitivamente es un proceso complejo. Por supuesto, te emociona poder hacer las cosas que te imaginas, pero al mismo tiempo no sabes si te estás yendo demasiado hacia una dirección. Lo bueno es que para eso están los amigos y las personas cercanas. Nunca estás solo al final, siempre hay personas de todo tipo ayudando

¿Cómo nace el nombre de José y El Toro? ¿Quién es José y quién es El Toro? ¿Son dos personalidades que conviven en una sola persona?

Sí. José y El Toro fue el nombre que pensé para el proyecto solista porque vi dos partes en mí que estaban en dicotomía, y era la parte racional y la parte emocional. José es una representación de lo racional y El Toro se involucra con lo emocional. Igual, son dos de mis nombres. Mi nombre completo es William José Casique Toro, pero fue una conceptualización que hice.


José

¿Volverías a una banda en un futuro?

Estaría cool, no estoy cerrado realmente. Me encanta colaborar.

¿Crees que emigrar te influenció en experimentar con nuevos sonidos? En el 2015 te presentaste con el álbum Retrato, con un sonido más hacia el indie folk, y en 2020 con “Corazón” se mantiene el bolero pero con ritmos más característicos del reggaeton.

Totalmente, el ambiente te moldea. Hay una identidad que a veces trata de permanecer y a veces se difumina, pero es uno interactuando con el medio y eso musicalmente se obtiene. Para mí, haber cambiado de lugar me influenció en escuchar cosas nuevas y en vivir cosas diferentes. Retrato suena a indie folk porque lo que tenía en ese momento era solo una guitarra, pero luego vienen las computadoras y lo digital: es uno interactuando con su medio.

¿Qué les recomiendas a las personas en Venezuela que están intentando lanzar sus proyectos, bien sea como bandas o como solistas?

La autenticidad es lo que nunca pasa de moda. Más allá de las tendencias que van y vienen, lo que nunca pasa de moda es cuando percibes que que algo es real y que proviene de un lugar auténtico, además de estar claro de quién es uno durante el proceso de la creación artística.


También puedes leer: #PronósticoMega: déjate llevar por el flow y las rimas de Dharius