#ReseñaMega – Linkin Park: el último en salir, que apague la luz

30/05/2017 | 05:31 pm

Por: Luis Robles

One More Light es la séptima placa discográfica de Linkin Park, producida por Brad Delson y Mike Chinoda. Y hasta ahí llega la participación de ambos. Este disco está plagado de colaboraciones que difuminan la identidad de la banda convirtiéndola en una copia barata y gris del personaje del pop de su preferencia.
 
Atrás quedaron los arreglos de guitarra (Según Delson, están; probablemente solo los perros pueden escuchar la frecuencia), la percusión es inexistente (reemplazada por un drum/beat machine), las líneas de la guitarra bajo son reemplazadas por un beat electrónico plano y sin color. Solo nos queda Chester Benington en las voces, Mike Shinoda rapeando (a veces) y un montón de invitados que no agregan nada a la composición.
 

Linkin Park. Crédito: James Michin

Linkin Park. Crédito: James Michin


 
Cada tema fue compuesto como una colaboración con alguno de los productores más comerciales de la industria, y esto se nota en cada barra genérica: todas las canciones suenan a Rihanna, Justin Bieber, Taylor Swift con su disco 1989, Katy Perry, Ariana Grande, Selena Gómez, entre otros.
 
Son los 30 minutos más aburridos de la historia de los californianos, completamente desdibujados de su sonido natural, irreconocible e intratable, un trabajo con una mezcla sucia, ruidosa, que favorece la compresión y los sonidos ambientales repetitivos antes que la habilidad musical tan aplaudida de sus integrantes. No hablemos de las líricas ya que es el punto más bajo en el que ha caído la banda. Las colaboraciones los han convertido en los Sell Outs más grandes en lo que va del año.
 
Linkin Park. Crédito: James Michin

Linkin Park. Crédito: James Michin


 
One More Light es el trabajo menos inspirado, insípido, diluido, aburrido y sin trascendencia que ha salido de las entrañas de Agoura Hills. Quizás en futuras oportunidades la fiebre del pop comercial se les pase y regresen a un sonido más propio y menos bubblegum sink pop.
 
#ReseñaMega… ¡donde sea!