Suicide_Squad_Review_Slider

#SpoilerFree Llegó el tiempo de los villanos: Suicide Squad abre la puerta al DC Universe

05/08/2016 | 11:10 am

Por: Luis Robles

Siguiendo de cerca los pasos de Marvel, DC Comics y Warner Bros nos presentan su segunda entrega en el Universo Extendido DC (DCEU) tras los pasos de Batman Vs Superman a principios de 2016.
 
Suicide Squad es un equipo de convictos con la tarea de convertirse en la primera línea de defensa en contra de metahumanos con superpoderes, con una alineación moral opuesta a la del otrora hombre de acero. El guión y la dirección están a cargo de David Ayer, quien hizo una adaptación muy ligera sobre la animación direct-to-video Batman:Assault on Arkham, y tomando algunos eventos a partir de The New 52, el cambio radical que sufrió el universo DC a una tónica más oscura.
 

El escuadrón suicida tendrá un panel a solo pocos días del estreno mundial. Imagen WB

El escuadrón suicida tendrá un panel a solo pocos días del estreno mundial. Imagen WB


 
Y en esto no falla en su espíritu, mostrando un mundo gris y sombrío. Este equipo está liderado por Deadshot (Will Smith) y por Harley Quinn (Margot Robbie), quienes se convierten en los protagonistas de facto. Los acompañan Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), Captain Boomerang (Jai Courtney), El Diablo (Jay Hernandez), Enchantress (Cara Delevigne), Karen Fukuhara (Tatsu Yamato) y por supuesto The Joker (Jared Leto) como la banda de sociópatas. Del lado de la justicia Amanda Waller (Viola Davis) y Col. Rick Flag (Joel Kinnaman).
 
La cinta posee una fotografía magnífica, a pesar de lo oscura, plana y gris que puede llegar a ser por desarrollarse en Midway City, pero quizás lo más destacado y lo mejor de toda la película es lo acertado de la banda sonora adaptada a cada uno de los personajes, con temas que reflejan su personalidad de forma idónea. Adicionalmente las actuaciones de Viola Davis y Margot Robbie son las mejores adaptaciones de personajes de DC hasta la fecha.
 
El largometraje sin embargo tiene problemas de narrativa y coherencia, David Ayer decidió atacar muchos puntos y personajes de la historia al unísono y quedan muchos cabos sueltos y otros tantos sin explicar.
 
Algunos otros empiezan a explicarlos de forma detallada y repentinamente pasan a una segunda escena sin relación dejando al espectador, sin conocimiento previo de los personajes, un poco en el aire. Otros son tocados superficialmente.
 
Varios argumentos llegan demasiado tarde y otros carecen de sentido y parecen más escenas de relleno que otra cosa. Sin embargo la cinta es auto explicativa hasta cierto punto y puede ser disfrutada sin conocer el universo a profundidad.
 
Es el filme que DC merece pero no el filme que DC necesita en este momento.
 

 
#ReseñaMega… ¡donde sea!