La “Evolución” de los Dragones Imaginarios

31/07/2017 | 01:15 pm

Por: Luis Robles

Los de Sin City vienen con un disco nuevo, con un título muy apto: Evolve (evoluciona) que termina siendo una representación del progreso que han tenido en estos dos años de silencio en el estudio.
 
Imagine Dragons, una banda famosa por su sonido particular entre electrónico y alternativo, con guiños y jugueteos con el pop más trancado, regresa con un disco mucho más limpio, a veces resulta demasiado electrónico pero no deja de ser simpático. Como es costumbre tiene un cargamento de temas pegajosos: Whatever It Takes, Believer, Thunder, entre otras, con la seguridad que se quedarán en tu cabeza dando vueltas por horas.
 
La versatilidad de la percusión en sus diferentes formas, los encabezados de las guitarras y la infinidad de sonidos y efectos le dan un espectro amplio al disco, pero al mismo tiempo es su talón de Aquiles; Si bien el disco es entretenido no se parece en lo absoluto a la banda que toca en festivales. En comparación el disco suena hueco, vacío y sin alma. Es una dicotomía donde la banda no solo suena mucho mejor en vivo, si no que suena diferente, al punto de llegar a ser irreconocible. Se agradece, sin embargo, que la mezcla no esté comprimida y se escucha limpia y dinámica.
 
Si eres fan, este disco te va a enamorar, si no eres fan, dale una oportunidad y posiblemente te atrape, siendo este el disco que mejor define su sonido, innovando en algunas áreas sin perder su esencia.
 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 
#ReseñaMega… ¡donde sea!