Cebollas Ardientes

30/04/2014 | 12:35 pm

Por: Gilmer Vasquez


instagram_32twitter_32facebook_32

Agrupación caraqueña que nace el 3 de septiembre de 1992 con una propuesta de ska tradicional, fusiones con raggamuffin y reggae. Cebollas Ardientes participó en el Primer Festival Ska de Acá, organizado en septiembre de 1994 en el Café Rajatabla del Ateneo de Caracas y en el cual sorprendió a todos los asistentes con su peculiar estilo. En ese momento, la banda se convirtió en la novedad de los escenarios  caraqueños.

 

En poco tiempo y con la ayuda de la difusión de su tema “Protección al Animal” se convirtieron en la banda más solicitada de la ciudad capital de ese estilo musical. El ska, reggae y raggamuffin de la agrupación contagiaba a todos, mientras que sus líderes vocales Carlos Fernández y Derrick Bishop elaboraban una dupla perfecta. Canciones como “Conservare’coco”, “Jamaica Ska 63”, “Ten Cuidao”, “Protección al Animal” y algunas versiones de Skatalites fueron los íconos melódicos que levantaron un espíritu ska que ya venía fortaleciéndose con el trabajo de otras bandas. En 1997 fue publicado el compilado “Venezuela Ska”, el cual promocionó a Cebollas Ardientes con la canción “Uh Baby”.

 

Llegaron a sonar constantemente en las radios y con las presentaciones en televisión se convirtieron en una referencia juvenil a finales de los 90’s. El fenómeno económico del país hace que los conciertos no sean rentables para los productores ni atractivos para el público. Además, en el año 1999 y en el 2000 se disuelven varias bandas de ska y en cierta forma disminuyen los shows y la afición al ska. El segundo disco de Cebollas Ardientes sale con Universal (antes Sonográfica/Polygram) y se titula “Encebóllame éste”  pero, aunque posee una gran calidad y muy buenos temas, no logra exponerse con éxito en los medios nacionales y la banda desaparece por completo.

 

En el año 2012, los miembros originales de la banda deciden retomar el proyecto que inicialmente los unió: “el amor por la música, la notoria nostalgia por parte del público y la creciente reunión de bandas desaparecidas de la movida venezolana”. Para el 2014, la banda promete después de 13 años de ausencia volver a posicionarse como una de las bandas referenciales de la movida ska y reggae independientes. La agrupación lanza como primer sencillo promocional “Yo quiero un amor”. Esta nueva formación cuenta con Carlos Fernández (voz principal), Euli Esaá (guitarra líder), Yuri Vargas (bajo), Andrés Medina (batería), Elinés Raymond (saxo tenor/coros), Eduardo Puerta (teclado), con la participación de Candy Love y el raggamuffin de Carlitos.